Menu

Yamaha acierta con el heredero

  • Fuente: as.com
  • Fecha: 29-10-2021

Quartararo se echó a sus espaldas el peso de sustituir a un icono como Rossi y también, la presión de seis años de sequía en la lucha por el título mundial.

Desde el primer momento fue un proyecto de fe. Porque aquel piloto que maravilló en las categorías base, llegó al Mundial junto a otras sensaciones. Fabio Quartararo estuvo por debajo del nivel que se esperaba de él y cuando pasó a formar parte de Yamaha, en una decisión orquestada meramente por la estructura del Petronas que fue ajena a las opiniones de la marca, el equipo malayo simplemente había puesto en sus filas a una de las grandes perlas del Mundial, que todavía no había terminado de eclosionar. Sí a nivel personal, pues fue Argentina 2018 la cita que cambió su trayectoria, pero no en cuanto a un pilotaje que entonces era una apuesta demasiado arriesgada y que ahora, le ha convertido en campeón del mundo con tan solo 22 años.Quartararo ha llegado lo más lejos posible a lo que puede aspirar un piloto, pero la grandeza de su título no solo se cimentó en haber sido "el más rápido y el más regular" como destacó Márquez en su felicitación al primer piloto que rompe con la racha de españoles campeones en la categoría reina que comenzó Lorenzo en 2012, sino que también necesitó de una madurez exquisita en la que el primer francés campeón de MotoGP tuvo que cargar con una herencia difícil de gestionar. El año donde más se le exigió a El Diablo por sus dos temporadas anteriores, la presión de devolver a Yamaha a lo más alto iba acompañada de un salto al equipo oficial en el que sustituía al icono de la fábrica japonesa y también del motociclismo: Valentino Rossi.Evitar que no se echase en falta la figura de un nueve veces campeón del mundo en el garaje era casi una utopía, pero los brotes verdes y la ilusión llegaron a Yamaha desde el arranque de una temporada donde firmaron las tres primeras victorias de manera consecutiva (Maverick venció el Qatar 1 y el resto fueron para Quartararo). Entonces sobre la figura del francés seguía recayendo una presión que le postulaba como el futuro de la fábrica japonesa y fue ahí, manejando un liderato que ...
Leer la noticia completa >aquí<