Menu

Martin ganó el sprint de principio a fin.

Su quinta victoria en el sprint, ya más que nadie este año, le sitúa por delante de Binder y Bagnaia y a sólo ocho puntos de los líderes

Si este podio se repite el próximo domingo, el español será el nuevo líder.

La fe mueve montañas.

La fe de Jorge Marton es inmensa.

Desde que dejó en la mesa de operaciones las secuelas de su aparatosa caída en Portimao en su año de novato y pasó por un taller de puesta a punto física este verano, el Martinator se ha convertido en otro Martinator.

Su rápida adaptación a la nueva Ducati GP23 en el box satélite del Prima Pramac ya fue muy impresionante y ha seguido presionando a sus rivales de Ducati en la segunda mitad de la temporada y ya está a ocho puntos de 'Solpasso' .

Este sábado logró su quinta victoria consecutiva y la tercera al sprint, por delante de Brad Binder y Pecco Bagnaia (el tercer puesto fue su mejor resultado).

Jorge Martí tenía una táctica clara cuando se hizo con la pole en la Q2 en la mañana del Gran Premio de Japón con sus dos primeras vueltas rápidas y batió el récord (143198).

Hacer una buena salida y llamar la atención en la parrilla.

Prima Pramac tuvo un problema con un sensor antes de la vuelta de calentamiento, lo que provocó un error en el coche.

El "Martinator" ha tomado entonces la iniciativa por delante de Miller y Binder, y los pilotos de KTM han batido a Bagnaia y Marc Márquez, avanzando rápidamente dos puestos por detrás del líder.

En la primera vuelta de la carrera, Binder ha atacado a Miller y ha intentado engancharse a Marton, mientras Bagnaiah recortaba distancias con el grupo de cabeza.

Marton mantenía una diferencia de tres décimas de segundo con Binder, pero Bagnoia empezó a responder en la cuarta vuelta reduciendo a Marc Mourquez a nueve décimas de segundo, buscando ya adelantar a Miller y colocarse tercero.

En la octava vuelta, sin embargo, Bezzecchi y Zarco atacaron a Mickes, que pudo superar al español y ponerse en cabeza.

Sin embargo, en la octava vuelta, Besecki y Zarco adelantaron a Mickes, que ahora era tercero.

A falta de dos vueltas, el piloto de Cervera cedía la sexta plaza al tercer clasificado del Mundial.

Su ventaja de 13 puntos sobre Merton en la salida al sprint era ahora de sólo ocho puntos de cara a la carrera del domingo.

El resto de pilotos españoles fueron Maverick Vialles, noveno, por delante de Ralf Fernandes, Pol Espargar, Augusto Fernandes y Joan Mir, mientras que Aleix Espargar se retiró a falta de cuatro vueltas por problemas técnicos.

La calurosa y húmeda gira asiática ha sido dura para Aprilia.