Menu

Vespa sigue sorprendiendo ahora anfibia

En este año del 75 aniversario de Vespa seguimos descubriendo nuevas y sorprendente curiosidades de la madre de todos los scooters.Una de las más atrevidas y alucinantes peripecias realizadas con el famoso modelo de Pontedera ha sido la travesía de aguas de todo tipo, mares, estrechos' y ahora también lagos. La Vespa anfibia se atreve con todo.Dentro de la iniciativa, Crossing for life, una actividad solidaria a favor de la Fondazione Giacomo Ascoli de Arese en Italia, el pasado mes de junio se volvió a obrar el milagro.El vespista Alessandro Pozzi y su Vespa vintage, atravesaron las aguas del lago Maggiore como si de una autopista se tratase.Pozzi lo hizo a lomos de una Vespa especialmente equipada con un sistema de hélice y anclada a un catamarán de rescate. Con semejante artefacto cruzó el lago Maggiore, el pasado domingo 13 de junio, desde Cannero Riviera, en Piamonte, hasta Luino, en Lombardía. Una empresa sin precedentes, de más de siete kilómetros y unas dos horas de navegación.Según el intrépido vespanavegante de 39 años, 'Vespa es mi vida, y este vehículo fue concebido y construido específicamente. Puedo decir que es la única Vespa del mundo registrada como embarcación y que, por tanto, puede navegar en cualquier agua '.Esta ha sido la última aventura de la Vespa como buque pero no podemos olvidar los precedentes históricos realizados por mar. La osada travesía del Canal de la Mancha por el piloto francés Georges Monneret en octubre de 1952, que a lomos de su Vespa cruzó de Inglaterra a Francia o el paso del Estrecho de Messina realizado por Francesco Foti en julio de 2017.Precisamente a este último aventurero, fallecido recientemente, dedicó Pozzi su viaje a bordo de la  “Peraspera”, como ha dado en llamar a su especial Vespa anfibia.