Menu

Valentino Rossi Cuando la cruda realidad tumba tus ganas

Mal, muy mal lo pasó Valentino Rossi en Austin. A un circuito ya de por sí exigente, este año se unía un asfalto en unas pésimas condiciones que obligaba a un sobreesfuerzo adicional, y éste exigía estar muy en forma.El de Tavullia no cuajó allí la peor carrera de la temporada, ni mucho menos, y aun saliendo de la 20ª posición de parrilla logró acabar el 15º.Sin embargo, Valentino sufrió mucho. Tras el esfuerzo del fin de semana, toca descansar primero y entrenar después:'Ahora descansaremos dos o tres días y después tenemos que entrenar duro para las próximas tres carreras, porque este domingo la condición física fue un desastre. Fue muy, muy difícil, muy duro', dijo al acabar la carrera.Y es que no hay que olvidar que el astro italiano tiene ya 42 años, en algún caso casi 20 años más que la nueva generación de pilotos de MotoGP, cuya media es de 23-25 años, como los Quartararo, Bagnaia o Martín, los nuevos habituales de las primeras posiciones. Marc Márquez, prácticamente un veterano ya, tiene 28 años, 14 menos que Valentino.El último título de Rossi fue en 2009, hace ya 12 años, pero quizás más significativo sea que desde 2010 sólo ha ganado 10 carreras, la última, en 2017. Es decir, 10 triunfos en 11 años. Para tener una referencia donde comparar, en 2005 fue capaz de ganar 11 carreras en un solo año.Las actuales MotoGP, con más de 270 CV, velocidades que superan los 360 km/h y las nuevas tecnologías (aerodinámica, 'holeshot', etc) requieren de un nivel físico de atleta. La nueva generación de pilotos ya no se conforma con entrenar haciendo cross, flat-track o supermotard. Ahora se se pasan horas en el gimnasio, haciendo bicicleta, etc.'Una MotoGP moderna es muy exigente físicamente y llegas al domingo ya cansado de los entrenamientos del viernes y sábado. Tienes que estar al 100% en forma, y además tienes que ser muy joven', contó 'Vale' al finalizar el GP de Las Américas.'Puedo intentar estar al 100% y en forma, pero ser joven, desgraciadamente para mí, es muy difícil', dice con cruda ironía.Y ...
Leer la noticia completa >aquí<