Menu

Suzuki, cuando reinventarse para tocar el cielo es posible

La marca japonesa, a un paso de conquistar el Mundial de MotoGP de la mano de Joan Mir gracias a un modelo de trabajo que está minimizando las diferencias económicas con otras marcas

Joan Mir será esta semana campeón del mundo de MotoGP si logra subir al podio en Cheste, en el marco del Gran Premio de la Comunidad Valenciana. Precisamente, el mejor colocado, junto a Fabio Quartararo, para poder dejarle sin un preciado título que tiene a tiro es su compañero en Suzuki Àlex Rins. La situación de los dos pilotos demuestra que la marca de Hamamatsu está firmando una temporada para la historia.Y lo está haciendo con un presupuesto muy inferior al del resto de marcas, ya que Suzuki no es una marca partidaria de destinar grandes emolumentos a la competición. A años luz de los gigantes Yamaha y Honda, tan solo Aprilia maneja una inversión comparable a Suzuki. Los resultados, eso sí, avalan el modelo de trabajo de las 'motos azules': dos victorias, once podios y un Mundial a punto de caramelo es el balance cosechado por Joan Mir y Àlex Rins en este atípico Mundial de 2020.Presente en MotoGP desde el inicio de la nueva era en 2002, la crisis económica provocó que 2011 fuera el último año de la primera etapa de Suzuki en la nueva categoría. Pero, lejos de rendirse, la marca japonesa diseñó una nueva estrategia para volver de una forma más económica pero igualmente competitiva. En 2012, Suzuki contactó con Davide Brivio, quien aceptó en convertirse en el nuevo cerebro no solo de una marca de motos, sino de una filosofía de competición.Con pocos recursos en comparación con otros equipos, Brivio se centró en cambiar la mentalidad de la marca, adaptándose al deseo de mejora constante que esta siempre ha tenido intrínseco. Se creó una estructura familiar y se optó por contar con pilotos jóvenes, con margen de mejora, que pudieran adaptarse como un guante a esta línea del equipo. Aleix Espargaró y Maverick Viñales formaron la primera potente pareja de Suzuki desde su regreso. Los resultados, con una victoria y tres podios de Maverick en 2016, acompañaron a los nipones. Eso sí, la oferta de Yamaha provocó el adiós de Viñales y Suzuki decidió hacer ...
Leer la noticia completa >aquí<