Menu

Peligro: no se adelanta

  • Fuente: Marca
  • Fecha: 17-05-2022

Históricamente, lo que ha hecho de MotoGP un deporte tan atractivo para los aficionados ha sido la gran cantidad de adelantamientos que se veían en las carreras, sobre todo, comparado con la F1 u otras modalidades del Motor.

Curiosamente, la gran virtud lograda en los últimos años, la enorme igualdad entre las fábrica, que propicia que casi cualquier competidor pueda subir al podio o incluso ganar ha contribuido a reducir esa virtud.

Los propios pilotos llevan tiempo alertando de ello.

En Le Mans, la frase más repetida por todos antes y después de la prueba fue la misma: "Es muy difícil adelantar".

Marc Márquez, por ejemplo, lo explicaba.

"Con la situación actual de la categoría, debes ser muy agresivo para adelantar.

Ya lo dije en la Comisión de Seguridad.

La gente quiere ver adelantamientos, le da igual si vamos medio segundo más rápido por vuelta.

Eso es lo que el domingo, por ejemplo, le pasó a Fabio Quartararo, que tenía mejor ritmo, pero no podía pasar, estaba bloqueado.

Ahora, si el de delante no comete un error, es casi imposible adelantar", exponía.

Y, ¿por qué no pueden pasar' Hay varias causas: con esta aerodinámica, se generan turbulencias y el neumático se calienta más si están pegados al de delante, lo que afecta en las presiones -esto provocó una polémica por si algunos las tocaban o no- y los dispositivos para bajar la altura de la moto, que tienen todos, hacen que la aceleración sea similar.

La velocidad punta es muy similar, con lo que en recta ya es complicado.

Queda jugársela mucho en la frenada.

Por eso, la salida es más importante que nunca.

"Si arrancas detrás, ya sabes que tendrás una carrera muy difícil.

Yo no puedo adelantar.

Lo intenté seis veces frenando más fuerte que las KTM y las seis veces me fui largo", se lamentaba Pol Espargaró.

Dorna, la empresa organizadora, ya está buscando soluciones.

Para empezar, para 2023 se prohibió el dispositivo para bajar la moto de delante.

Luca Marini pide variar el límite de peso.

Todo está en estudio, pero algo se hará porque MotoGP no puede perder su esencia.