Menu

Martín partía en cabeza de la clasificación por delante del sorprendente Augusto

Segundo en la clasificación, Bagnaia comenzó el Gran Premio de Japón en cuarta posición por delante de Mir, por delante de los dos españoles y de Bezzecchi

Primer aviso de Jorge Martína Francesco Bagnaia en el circuito de Motegi.

El piloto español tiene viento de cola y el italiano de cara de cara al GP de Japón.

Ahora, al inicio de la ronda japonesa, la dinámica era la misma, con Martinator en primera posición y Pecco cuarto en la FP1.

El doctor Angel Charte declaró ayer a este periódico en el paddock de Motegi que Pecco se encontraba en plena forma tras sufrir una fuerte deshidratación al final de la carrera de Buddh el pasado domingo y que estaba a un paso de que le colocaran un desfibrilador.

La mejor prueba del buen estado de forma del piloto del Prima Pramac es que Augusto Fernandes, que salía segundo en Gla prensaGla prensa, se ha quedado a sólo 0.

138 del mejor tiempo (1:45.

192, el récord del circuito lo tiene Jorge Lorenzo desde 2015, 1:43.

790) El caso es que fue el más rápido de la carrera con un tiempo de 1:45.

192.

Tras los dos pilotos españoles se situó el en forma Marco Bezecz, al que habría que considerar aspirante al título si su amigo Bagnaia se lo ponía más fácil.

El piloto del Mooney VR46 se ha quedado a 0.

318 segundos de la cabeza, mientras que el del Lenovo Ducati se ha quedado a 0.

4349 segundos.

Quinto ha sido Mir, que ha protagonizado la única caída de la sesión, pero sin consecuencias.

La Honda 2024 probada en el test de Misano era idéntica a la de Mülkes, que esta vez salía 13º, a 0.

841 de su mejor tiempo, y poco pudo hacer desde el principio.

Además de sus compañeros en el equipo Repsol Honda, Binder, Maverick, Miller, Quattararo, Lal Fernandes (cerrando el top ten), Zarco y Morbidelli quedaron por delante de Márquez.

Casi cuatro meses después de romperse la tibia y el peroné de su pierna derecha, ha reaparecido en este GP, y con una desventaja de 2.

3s respecto al mejor tiempo en la FP1, seguiremos de cerca su evolución