Menu

Márquez y el reto de hacer lo que leyendas como Rossi y Lorenzo no

Han conseguido: las dos estrellas de MotoGP se pasaron a Ducati después de dar lo mejor de sí en la parrilla, pero terminaron su etapa en Italia sin éxito. el jueves 12 de octubre, la historia de más historia de impacto de MotoGP llegó a su fin

Marc Márquez dejaba Honda tras 11 temporadas juntos en la élite de la competición y se embarcaba en una nueva aventura con el Gresini Racing Team para reinar como antaño.

Dominar Ducati no era tarea fácil cuando leyendas de este deporte como Jorge Lorenzo y Valentino Rossi reinaban en lo más alto.

Il Dottore' llegó a la marca italiana con la idea de ganar con el equipo italiano, pero el destino le dejó uno de los pocos días oscuros de Ducati.

La diferencia entre Marc y ellos es que él no es piloto de fábrica y tiene que competir con una GP23, una máquina un año más antigua que la del equipo oficial y el Pramac Racing.

Sin embargo, dados sus logros anteriores, nadie le descarta para la lucha por el título del año que viene: Rossi, nueve veces campeón del mundo, pasó a Ducati en 2011, dos años después de ganar su última corona.

Pese a la mayor ilusión, el resultado fue un desastre.

En sus dos temporadas con Ducati, sólo subió tres veces al podio y su mejor resultado en la general fue un sexto puesto.

Cero poles y ninguna victoria.

Para Valentino, acostumbrado a arrasar, volver a Yamaha en 2013 fue una experiencia desigual.

Valentino no fue el único que sufrió en Ducati.

Tuvieron que pasar otros cuatro años para que Iannone acabara con las victorias de Valentino en Austria.

Lorenzo llegó a Italia en 2017 después de nueve años en Yamaha y tres campeonatos del mundo con pilotos japoneses; su primer año fue duro, con solo tres podios mientras Dovizioso le disputaba el título.

En su segundo año, cuando se daba por imposible la continuidad de Dovizioso, logró tres victorias a mitad de temporada.

Parecía en buena forma ese 2018, pero una lesión en el Gran Premio de Aragón impidió una buena despedida.

Sólo Casey Stoner, en 2007, y Pecco Bagnaia, en 2022, habían logrado tres victorias con Ducati para Lorenzo.

Dovizioso optó al título durante dos temporadas (2017 y 2018) hasta el final, pero el propio Marc se lo impidió.

Stoner se proclamó campeón con Ducati en 2007, y el de 2023 será el tercer título del italiano.

A falta de seis carreras, Pecco Bagnaia lidera la clasificación con sólo tres puntos de ventaja sobre Jorge Martí, del Pramac Racing.

Marco Bezzecchi está a 54 puntos y busca una última oportunidad