Menu

Márquez avanza hacia el título en Tailandia

Márquez, del Repsol Honda, ha recuperado el liderato del campeonato con más de dos puntos de ventaja sobre Dovizioso en Buriram, y se encamina a ganar su octavo título mundial tras una carrera llena de júbilo en Arcais

Todavía quedan cuatro carreras para la próxima ronda en Tailandia.

En el circuito de Buriram, volverá a ser campeón si termina la carrera con al menos dos puntos de ventaja sobre Dovizioso.

El piloto del Repsol Honda quería ganar.

Fue el más rápido en una vuelta y, por lo que vimos en los entrenamientos, tenía mucho mejor ritmo que los demás pilotos.

Rins se ha resbalado en la curva de izquierdas y ha tirado involuntariamente a Morbidelli.

Fue un duro golpe para él, que ya había perdido algunas posiciones en el accidente al perder el ala derecha de su carenado, y sólo perdió 2,4 posiciones al pasar por el carril de servicio.

Lo primero que hice después de la carrera fue ir a buscar a los italianos y pedirles disculpas.

La emoción estaba puesta en quién acompañaría al protegido de Alzamora en la ceremonia de entrega de trofeos.

Parecía que Maverick sería uno de ellos, pero se quedó sin fuelle en las dos últimas vueltas y al final Dovizioso y Miller le apartaron del podio.

Andrea le quitó la pegatina a Maverick en la última vuelta, en la recta anterior a las dos últimas curvas.

La Desmosedici tenía 9,6 km/h y la M1 28, km/h.

Hubiera sido el tercer podio de Mac, pero sólo pudo ser cuarto.

Mención aparte merece el segundo puesto de Dovizioso desde la décima plaza, retrasando al menos una carrera la coronación de Márquez.

Petrucci sólo pudo ser 12º, perdiendo el tercer puesto de la general en favor de Rins.

El top ten lo completaron Quattararo, Crutchlow, Aleix, Rossi, Rins y Nakagami, mientras que Mallorca, que salía 19º, remontó hasta la 1ª plaza en la salida y acabó segundo al final de la carrera.

A pesar de que la máquina Honda no era la adecuada para él, tuvo que vérselas con un grupo de pilotos que tampoco lo eran, tanto por vueltas como por equipamiento.

Además, se quedó a 46 segundos de la cabeza, mucho más de los minutos que esperaba perder al final de la carrera de Misano.

Ha sido bueno tener a Mickes en el Repsol Honda.

Si en Taïandia le saca dos puntos más a Dovizioso, volverá a ser campeón, y el octavo puesto está cada vez más cerca