Menu

Marc Márquez el nuevo piloto 'normal'

'Hoy he sufrido más que he disfrutado', dijo Marc Márquez nada más acabar el GP de Aragón.La imagen del de Honda en la rueda de prensa posterior a la carrera, incapaz de abrir una botella de agua (tuvo que hacerlo con los dientes), es muy significativa: Marc está aún lejos de estar bien.Ya quedó patente el sábado, cuando el mayor de los Márquez no pudo evitar la que fue su caída nº 18 de la temporada: el típico deslizamiento de la rueda delantera, que hasta hace año y medio controlaba con el hombro/codo y la rodilla en sus famosas 'salvadas'. Marc ya no puede hacerlo, carece de la fuerza necesaria en el brazo derecho para levantar la moto.Las 'salvadas' eran mucho más que una acción espectacular: eran la manera en la que el de Cervera conseguía llevar la RC213V al límite, un límite que marca precisamente su delicada rueda delantera. Nadie del resto de los pilotos Honda es capaz de hacerlo, y es uno de los principales motivos que marcan la diferencia. Pero, de momento, se acabó:'Ahora mismo la palabra ‘salvada’ no existe en mi diccionario: ahora, cuando se va, se va', confiesa. 'No puedo evitar la caída, cuando antes había salvado muchas de ellas.  En la de la FP3 se me fue un poco, y antes habría sido una salvada fácil, pero en este momento no puedo hacerlo. Tengo que pilotar de una manera diferente', dijo Marc, tras su caída del sábado.'El hombro aún no está al 100%', afirma, aunque sea algo evidente. 'Es un problema que puedo gestionar, pero que no me permite hacer las cosas que hacía antes'.Y aclara: 'Antes forzaba mucho la rueda delantera, y en las curvas siempre podría recuperar el control si era necesario. El no poder hacerlo ahora es la principal causa de mis caídas de este año. En este momento no puedo pilotar como lo hacía antes: cuando lo hago, acabo cayéndome'.Marc Márquez, un piloto ‘normal’…Entonces toca buscar nuevos recursos: 'Estamos trabajando en encontrar un estilo de pilotaje alternativo, que me permita ser competitivo y obtener buenos resultados'.Si antes Marc se sentía ...
Leer la noticia completa >aquí<