Menu

La entrada de Kawasaki en MotoGP: .

.

.

.

.

Era un proyecto inacabado En el Salón del Automóvil de París de septiembre de 2001, Kawasaki anunció que había diseñado una máquina para competir en la categoría reina y que Kawasaki entraría en MotoGP a finales de 2002.

El anuncio incluía el diseño de la máquina, bautizada como ZX-RR, y el anuncio del piloto oficial Akira Yanagawa y del director del equipo Takashi Yasui.

El motor era un cuatro cilindros en línea de 998 cc montado transversalmente, procedente de la ZX-7RR de Kawasaki, y el diseño de la ZX-RR era muy agresivo, con un disco delantero con carenado, un enorme y macizo chasis de doble viga de aluminio y un colín puntiagudo y orientado hacia el cielo, y nada en particular.

.

.

Iba acompañada de dibujos de un motor de cuatro cilindros en línea muy simple, sin nada especial: de septiembre a marzo, Kawasaki sólo trabajaba en bocetos artísticos, no en dibujos técnicos ni siquiera en CAD.

Mientras Honda, Yamaha, Suzuki y Aprilia estaban en la parrilla, Kawasaki estaba ocupada desarrollando sus máquinas.

Finalmente, Kawasaki publicó las primeras imágenes de la ZX-RR.

Era toda verde, sin filetes negros ni blancos, y tenía un carenado con una toma de aire tipo ram air en la parte delantera que recordaba a una ZXR de calle, y un colín enorme, recto, futurista, como de juguete.

Con suspensiones hlins, frenos Brembo, llantas de 16,5 pulgadas, silenciadores de escape traseros y Fuchs como patrocinador principal, la moto ya estaba tomando forma.

Sólo quedaba ponerla a prueba.

Entonces, hacia el final de la temporada 2002, la marca de Kobe debutó en MotoGP, en concreto en el GP de Japón con Akira Yanagawa, y para 2003, la primera temporada completa de la ZX-RR, incorporaron a dos pilotos ahora no favoritos, Garry McCoy y Andrew Pitt.

Como era de esperar, la máquina se renovó y se cambiaron varios detalles técnicos.

El escape era más bajo, el colín era nuevo, más pequeño y aerodinámico, y el carenado y el depósito eran más blandos.

El mejor resultado del equipo fue el noveno puesto de McCoy, que le dio 11 puntos al final de la temporada.

2004 vio una nueva moto con un carenado más redondeado y nuevos pilotos, Shinya Nakano y Alex Hofmann.

Nakano terminó tercero en el GP de Japón, dando a la ZX-RR su primer podio.

El neumático trasero reventó en la recta de Mugello a velocidades superiores a los 300 km/h y sufrió varias caídas sobre la superficie de la pista.

Nakano volvió a terminar décimo en la general, pero no logró subir al podio.

Curiosamente, Olivier Jacque, un wildcard inscrito en las seis rondas, acabó segundo en el podio del lluvioso GP de China.

Nakano sólo consiguió un segundo puesto en el podio del GP de Holanda.

Nakano terminó 14º en la general con 92 puntos.

Randy de Puniet se une a Olivier Jacques, que se convierte en el segundo piloto francés que abandona el equipo tras la marcha de Nakano.

De Puniet también terminó segundo en el GP de Japón.

De Puniet terminó 11º en la general con 108 puntos, la puntuación más alta de la historia para una marca verde en MotoGP.

2008 no vio una progresión adecuada de la moto, ya que los entonces pilotos John Hopkins y Anthony West (cada temporada nuevos pilotos) se quejaron de que no podían correr.

Hopkins terminó 16º en la general con 57 puntos, un desastre para Kawasaki.

Ante la falta de resultados y el decreciente interés de la marca Kawasaki, que quería concentrarse en el Mundial de SBK, a finales de 2008 se anunció que la empresa se retiraba del campeonato.

Curiosamente, Forward Racing decidió (y pudo) conservar la ZX-RR y formó el equipo Hayate.

El piloto Hayate fue Marco Melandri, que terminó segundo en el GP de Francia y acabó décimo en la general con 108 puntos, igualando a De Puniet.