Menu

'Kaiser' Pedrosa

Pequeño, tímido, reservado' Dani Pedrosa confesó siempre tener pánico a las multitudes, a las ruedas de prensa, a la presión que conlleva MotoGP. Su 'Mr. Hide' aparecía cuando se subía a una moto, con un estilo de pilotaje de una finura y precisión únicas, que lo llevaron a ganar su primer título (125) con 17 años recién cumplidos y a arrasar los dos años siguientes cuando subió a 250.Sin esperar más, Honda lo llevó a MotoGP, y a punto estuvo de dar la campanada en su estreno: fue segundo en el GP de España, la carrera inaugural, detrás de Loris Capirossi. Luego confesó tímidamente que no intentó adelantar al de Ducati para no liarla el día de su debut en la categoría.Ese primer año logró 2 victorias, 8 podios, 4 poles y 4 vueltas rápidas. Al año siguiente fue subcampeón.Muchos decían que con su físico Pedrosa no era un piloto para MotoGP y que nunca lograría el título. Finalmente fue así, pero Dani hubiese merecido, por méritos propios, un par de campeonatos de la clase reina: en 2008 llegó como líder al GP de Alemania, el 10º de la temporada. Cuando mandaba la carrera, con 8 segundos de ventaja, sufrió una fuerte caída, cuyas lesiones le mantuvieron lejos de los circuitos. El título fue finalmente para Valentino Rossi.También estuvo muy cerca de lograrlo en 2012, en el que logró 7 victorias y hasta 14 podios, finalizando segundo, tras Jorge Lorenzo.Las lesiones han sido el gran calvario del de Castellar del Vallés. Su ligero físico (158 cm, 50 kg) ha hecho que la mayoría de veces que se ha caído se haya lesionado. Las múltiples operaciones de sus clavículas hicieron que la derecha se le rompiese por estrés en enero de 2019, justo antes de los test de Qatar y ya como piloto de pruebas de KTM.Sus limitaciones físicas en MotoGP le llevaron a sacar punta a sus grandes virtudes: el paso por curva y una capacidad de levantar la moto por encima del resto. Dani también ha sabido poner a punto la moto pensando en su eficacia a lo largo ...
Leer la noticia completa >aquí<