Menu

El director de Honda digiere mal la crisis: "

Es el peor momento posible para Honda

La marca de las alas doradas hace tiempo que no va por el buen camino, la RCV213 es una moto crítica y poco competitiva, la RCV213 es una mala moto, la RCV213 es una mala moto, la RCV213 es una mala moto.

Hay muchos datos que apoyan esta teoría.

Pero si nos fijamos en las estadísticas, estaba en la parte inferior de la clasificación de constructores en 2023.

Sólo sumó 185 puntos, 11 menos que Yamaha.

El fabricante japonés, que solía dominar el campeonato del mundo, ha tenido problemas últimamente: el piloto barcelonés de LCR (equipo satélite de Honda) ganó en Austin.

Como consecuencia, Marc Mourquez y el propio Rins decidieron poner fin a su relación con HRC.

Octocampen se trasladó al Gresini Racing y ahora compite para Ducati, el arma más potente de MotoGP.

Mientras tanto, "42" se embarca en una nueva aventura con Yamaha.

Repsol Honda acogerá como pilotos a Joan Mir y Luca Marini, mientras que LCR dará la bienvenida a Takaaki Nakagami y Johann Zarco El jefe de HRC, Tetsuhiro Kuwata, lo ha dejado claro: "Es difícil aceptar un resultado tan malo", ha dicho el jefe de HRC.

Esto me hace cambiar completamente de opinión.

No me gusta esta situación y es una gran oportunidad para sacar algo de ella.

No nos gusta perder.

Siempre intentamos mejorar la vida de la gente e intentamos dar a nuestros clientes algo que puedan disfrutar.

Algunos quieren una moto deportiva o MotoGP, otros sólo quieren correr 10 metros o no pueden andar.

Tenemos que transmitir el mensaje de Honda: que los sueños se hacen realidad", afirma en el quinto episodio de la segunda temporada de Behind the Dream.

Cuando te encuentras con dificultades, a veces necesitas mirar atrás.

Puede que encuentres algo que te ayude en tu futuro.

Mi padre trabajaba como un loco, de la mañana a la noche, a veces hasta las dos o las tres de la madrugada.

Pero parecía muy feliz.

En aquel momento, no entendía por qué era feliz.

Ahora trabaja hasta altas horas de la noche todos los días.

Un día, mis hijos me preguntaron: '¿Por qué trabajas tanto? Me lo han preguntado.

No me gustaba ese modo de vida de mi padre, ¡pero al final a mí también!".

subraya Kuwata.

Y por último, afirma: "Mi amor por los motores surgió de los cuentos de dibujos animados cuando era niño.

Cuando empecé a correr estaba en la F3, pero mi sueño es llegar a la F1, quiero llegar a la F1 y, por supuesto, quiero trabajar para Honda.

Y quiero construir el motor número 1 del mundo.

Tiene grandes objetivos.

Y la propia Honda también está intentando desafiar algo para el futuro.

Siempre cree en sus sueños y sigue demostrando a la gente que todo se puede conseguir si se trabaja duro.

Quizá eso les lleve a hacer realidad sus sueños