Menu

El análisis de la carrera de Marc Márquez

Una carrera que ha durado 135 segundos y que confirma Barcelona después de ahorrar energía

El regreso de Marc Márquez a la competición no está siendo ningún camino de rosas, pero da la impresión que tampoco está excesivamente sorprendido con lo que está aconteciendo después de cuatro Grandes Premios. No regresó con vocación de título, suficiente tiene con tener que readaptar su pilotaje a su nueva condición física y además en la peor crisis de resultados de Honda en toda su historia MotoGP. Y la recuperación se ha estancado por culpa de las secuelas que ahora sufre en el hombro derecho, pocas brisas soplan a su favorSu carrera de Mugello, el circuito que siempre ha sido el más difícil del calendario para el de Cervera, ha durado exactamente 135 segundos, energía que se ahorra para estar en el GP de casa este próximo fin de semana, y se ha terminado en la curva 2 de la segunda vuelta por una caída al impactar por detrás con Brad Binder. Se acabó pronto un GP en el que todos han puesto a Marc en el punto de mira desde el viernes por hacer aquello que todos han hecho alguna vez: elegir una rueda que te muestra el camino correcto. Vale, quizás no es muy estético meterse en el pitlane siguiendo la rueda de otro piloto en una Q1, quizás no es lo que se espera de un 8 veces campeón, pero este no es un deporte de movimientos armónicos puntuado por jueces y nadie puede acusarle de cometer una infracción. Hay otro con 9 títulos que lo viene haciendo desde Losail y todos miran para otro lado