Menu

Brad Binder bate récords y pone a Ducati en el punto de mira, Honda

Y Yamaha vuelven a la realidad con caída y Q1. El sudafricano Brad Binder, con el chasis que utilizó Pedrosa en Misano, se hizo con la pole en los entrenamientos clasificatorios y con la de Lorenzo desde la era Bridgestone (2015)

Batió el récord que ostentaba Lorenzo desde la era Bridgestone (2015).

El sudafricano Brad Binder, al manillar del chasis utilizado por Dani Pedrosa en Misano, lideró la batalla por la pole, batiendo el récord que ostentaba Jorge Lorenzo desde la era Bridgestone (2015).

Jorge Martínempezó a apretar desde la primera tanda y marcó un tiempo de 1'44"724 en la quinta vuelta.

Nadie fue capaz de mejorar este tiempo hasta la segunda tanda, cuando Miguel Oliveira, uno de los pilotos que tuvo problemas en la FP1, marcó un tiempo de 1' 44"498 a la media hora de carrera.

Con la mayoría de los pilotos en boxes al final de la segunda sesión, Marc Márquez se ha colocado tercero en los libres, a 54/1000 de segundo del tiempo de Oliveira.

Brad Binder (KTM), al manillar del chasis que Pedrosa utilizó en Misano, se ha situado justo detrás de Aprilia con un 1'44"255.

Y antes del final de la penúltima vuelta, Fabio Di Giannantonio ha sido el primer piloto en superar 1' 44" en solitario (1'43"947).

En Motegi también faltó Bastianini, por lo que su compañero de equipo recibió instrucciones de vigilar el rebote trasero en las frenadas.

En el ataque cronometrado final, Brad Binder marcó un 1' 43"489, destrozando el récord de la pole de la era Bridgestone (2015) de Jorge Lorenzo (1'43"790).

Uno de los tiempos anulados, Marc Mourquez (top ten con 44"0), se cayó en la primera curva a menos de 0,5 segundos del final.

Binder, Bagnaia, Aleix Espargar, Jorge Martí, Bezzecchi, Di Giannantonio, Zarco, Viñales, Pol Espargaró (por primera vez en 2023) y Miller se clasificaron para la Q2.

Honda y Yamaha volvieron a la cruda realidad antes del Gran Premio de la India, a 1" de la cabeza a falta de una vuelta, y Quattararo sufrió una fuerte caída en la curva seis y se retiró cojeando.

A continuación, se vio obligado a perderse el resto del Gran Premio por dolores en su pierna derecha.

El intrépido piloto barcelonés lo intentó con su Honda, pero la pierna aún no está lista para volver.

Stefan Bradl, probador de Honda, le sustituirá en la Honda del LCR a partir de este sábado