Menu

Bagnia vuelve a lo más alto tras el error de Martín Pecco Bagnia, que

Partía desde la 13ª posición de la parrilla, logró su sexta victoria de la temporada por delante de Maverick Viñales y Fabio Quartararo. Justo cuando Jorge Martín estaba más feliz, la realidad le golpeó

Aunque pensaba que estaba en lo más alto de la clasificación tras enfundarse la capa de Superman y dar picantes sorpresas en cuatro grandes premios, no puede dar nada por sentado.

Jorge Márquez lideró la carrera de Mandalika, consolidando aún más su liderato, sólo para irse al suelo a casi cinco centímetros del segundo puesto.

En condiciones tan extremas, no tenía sentido entrar en terreno desconocido para los neumáticos y correr riesgos.

Bagnat consiguió su sexta victoria de la temporada y recuperó el liderato con 18 puntos de ventaja.

Jorge Martínpasó de la sexta posición de la parrilla por delante de Viñales y Quattararo, mientras que Pecco Bagnaia pasó de la 13ª a la sexta tras sólo cuatro vueltas de curvas.

Marini tuvo un contacto con Binder antes de la vuelta larga al final de la segunda vuelta y fue penalizado, bajando de la sexta a la décima plaza.

No sólo eso, sino que no pudo adelantar a Oliveira unas vueltas más tarde, y era sexto al entrar en su segunda vuelta larga; en la tercera vuelta fue superado por Quattararo y se unió a la batalla por el tercer puesto.

Cuestionable para el piloto de Aprilia fue su elección de un trasero blando en el calor extremo, en contra de las recomendaciones de Michelin, y pagó el precio por ello al terminar décimo, a 0,5 segundos de su compañero de equipo Viñales.

En la quinta vuelta, Martí ya era segundo, pero aún así rodó seis décimas más rápido y amplió su ventaja en los primeros compases de la carrera sin problemas.

Marc Márquez, que era octavo en la máxima inclinación, perdió una rueda delantera en la curva 13 en la octava vuelta.

Nakagami y Mir estaban en la batalla por el top ten, pero prestaban mucha atención.

El drama se cebó entonces con Jorge Márquez cuando se acercaba a mitad de carrera, territorio desconocido para sus neumáticos.

Tena aventajaba en 2"977 segundos a Viñales en la vuelta 13 cuando se estrelló en la curva 11.

Martinator se quedó unos minutos en la carretera para intentar analizar lo sucedido.

Tanto Viñales como Bagnaia entendieron el mensaje y redujeron la velocidad.

Maverick mantenía el liderato por 1"2 sobre Bagnaia, pero como ocurrió en el sprint empezó a sufrir.

Con cada vuelta, Bagnaia se acercaba más, pero tenía que calcular el riesgo.

A falta de ocho vueltas, Bagnoia adelantó a Biales, lo que le dio una ventaja de 18 puntos sobre Biales, que había empezado la carrera siete puntos por delante de él.

El adelantamiento le costó a Biales la oportunidad de convertirse en el quinto piloto de la historia -tras Hailwood, Mamola, Lawson y Capirossi- y el primero en la historia de MotoGP en ganar tres marcas.

A pesar de quedar rezagado por Quartararo, que acabó en el podio en la Mandalika del año pasado, ambos progresaron y se acercaron peligrosamente a Bagnaia a falta de tres vueltas, con la calculadora aún en sus manos.

Sin embargo, a falta de dos vueltas, Viales empezó a adelantar a Quartararo, dando un respiro a Bagnoia.

En la última curva de la carrera, le salvó el exceso de conservadurismo de Viñales.

Viales había calculado que era mejor ser un segundo más rápido que ir a todo o nada, pero él también tenía que seguir sumando, y éste era su tercer podio de la temporada.

Pero Bagnaiah decidió correr cuando más lo necesitaba, ganando desde la 13ª posición de la parrilla