Menu

Ducati gana frente a Quattararo y el piloto de Aprilia sube al podio por...

Cuarta carrera consecutiva. Aleix Esparga, piloto de Ducati, se sobrepuso a las espinas de su caída en Le Mans para ganar frente a Quattararo, el cuarto podio consecutivo para el piloto de Aprilia

Aleix Espargar ha vuelto a subir al podio, aunque su pronóstico de victoria en Mugello el sábado se ha ido al traste.

Francesco Bagnoia intentará volver a la lucha por el título con una victoria que vengue su derrota en la ronda anterior en Le Mans.

La Bestia no pudo terminar la carrera de Mugello tras sufrir una caída cuando amenazaba a Aleix.

El resultado le mantiene al frente de la clasificación, con ocho puntos de ventaja sobre Espargar y 18 sobre Bascianini.

La primera fila, formada por Di Giannantonio, Beczecchi y Marini, tomó la delantera en la salida y lideró la carrera durante algún tiempo.

Mientras tanto, Pecco, que salía quinto, perdió tres posiciones en la salida y saltó hasta la 12ª tras ser adelantado por Mulquez, que salía 12º.

De vuelta a Baganaia, Mulquez fue remontando poco a poco hasta colocarse en cabeza en la novena vuelta y no cejar en su empeño.

Ha cruzado la línea de meta 0,6 segundos por delante de Quartararo, pero sólo porque éste se había escapado en la última vuelta.

En cualquier caso, el piloto de Aprilia fue el que realizó los adelantamientos más bonitos, incluido un preciso y ajustado adelantamiento por la derecha a Marini en la curva 12.

Gracias a su pilotaje y al gran pilotaje de la Aprilia con su nuevo motor, el italiano pudo pasar a Marini en la primera curva de la curva 12.

Sin embargo, la sección de velocidad punta seguía perteneciendo a Ducati, con Marton estableciendo un nuevo récord de 363,3 km/h con la Desmosedici 2022 en la recta de Mugello.

Tras los tres primeros, los diez primeros fueron Zarco, Bezzecchi, Marini, Binder, Nakagami, Oliveira y Mulquez; más atrás, Maverick, que terminó a sólo 1/1000 de segundo de di Giannantonio, fue 12º, Malton 13º, Rex Mulquez 14º y Fernandes 21º.

Mir y Rins no acabaron respectivamente, y Nakagami lo entendió y acabó molesto por ello, mientras que Spencer volvió a arremeter contra él por no entender los criterios de su penalización.