Menu

Álex Rins se despide de Honda en Valencia y toma el relevo en Yamaha

El piloto catalán regresa tras su lesión para disputar su último GP de la temporada antes de cambiar de equipo

El último fin de semana de MotoGP siempre trae emociones fuertes, no sólo cuando se decide el título, como ocurrirá en 2023, sino por todas las despedidas que se producen cuando finalizan los contratos.

Este año se produjo la sonada salida de Marc Márquez de Honda, mientras que Rex Rins también dijo adiós a la marca japonesa tras un año plagado de lesiones: el piloto del LCR Honda Castrol se rompió la tibia y el peroné en Mugello y desde entonces ha tenido una recuperación a prueba.

El piloto catalán ya ha intentado volver a la acción tras ver siete carreras consecutivas desde casa.

En Motegi intentó volver pero fue suspendido el viernes debido al dolor.

En el GP de Indonesia terminó por fin la carrera y pareció mejorar.

Sin embargo, en Australia el dolor se intensificó y Rins decidió someterse a una intervención quirúrgica para determinar la causa de su lenta recuperación y solucionar el problema.

Después de la carrera del domingo, tendrá la oportunidad de pilotar una Yamaha oficial en el primer test de pretemporada de 2024.

Dará el primer paso en una nueva aventura con Fabio Quartararo.

Si bien es cierto que la temporada de Rins ha estado definida por la lesión que sufrió en Mugello hace seis meses, su inicio de año ha sido sin duda un oasis de alegría para el talento del español.

En su tercera carrera con Honda, en Austin, el barcelonés Rins sorprendió a todos con una victoria, poniendo fin a una sequía de dos años en el campeonato para el equipo japonés El piloto de 28 años se pasó a Yamaha después de que Suzuki, donde estuvo seis temporadas, se retirara del mundial en 2022.

Tuvo una nueva oportunidad de participar en un proyecto de fábrica