Menu

Aleix Espargaró: "Mi hermano es el jefe".

El piloto de Aprilia mostró su apoyo y admiración a Pol, que sufrió una fuerte caída el pasado fin de semana en Portimao

A pesar de que el Gran Premio de Argentina está a la vuelta de la esquina, la prueba inaugural del Campeonato del Mundo de MotoGP sigue su curso.

El domingo, todas las miradas estaban puestas en Pol Espargar, ocho veces campeón del mundo, y en el piloto portugués, pero no fue el único incidente ocurrido en el Algarve.

El sábado, Pol Espargar sufrió un grave accidente y fue ingresado en el hospital con fractura de mandíbula, fracturas de las vértebras cervicales y dorsales y contusiones múltiples con traumatismo pulmonar grave.

Este fue el caso de su hermano Aleix, que quiso mostrar públicamente sus mensajes de apoyo y admiración.

El propio Pol también publicó una imagen en su cuenta de Instagram en la que aparece en una cama de hospital, mostrando claros signos de recuperación tras el susto.

'Gracias por todo el cariño amigos míos.

Pronto volveré a estar a tope!".

Ryder escribió: ' Ya lo sabéis, pero por si no lo sabíais, ¡mi hermano es un puto jefe más fuerte y valiente que Hulk! ' , escribió en su cuenta de Twitter, junto a una foto en la que aparece cogido de la mano en la cama de un hospital.

Aleishi Espargar no ha sido el único en decirlo, pues a lo largo de su vida ha sido un buen hermano mayor y ha protegido a su hermano menor.

Ese día, Aleishi escribió: "Mi hermano lo tiene mucho más difícil que yo.

Es muy duro ver llorar a mi hermano y él lloró mucho".

Minutos antes de la carrera de MotoGP, la mujer de Pol, Carlota Bertrand, le tranquilizó y le dijo que, cuatro años y medio después, la historia se repetiría.

El pasado viernes, Aleix lideraba la FP2, pero tras la bandera roja, al igual que el resto de pilotos, fue seguido por la televisión en el box.

Cayó en el orden y necesitó cuatro vueltas más para asegurarse un puesto en la Q2.

Al final de la sesión, corrí hacia el helicóptero y ya estaba en él.

He podido ver a Ángel Charte y le doy las gracias de nuevo por estar aquí.

Me impresionó mucho lo bien que cuidó de su piloto y lo seguro que me hizo sentir.

Me dijo que no estaba intubado endotraquealmente y que no era tan grave, así que fue una buena señal.