Menu

Aleix Espargaró, el octavo nº1 español de la historia

A sus 32 años entra en un selecto club compuesto por Àlex Crivillé, Sete Gibernau, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Maverick Viñales y Joan Mir

Este domingo en el Gran Premio de Argentina Aleix Espargaró ha conseguido en el tercer Gran Premio del año un hecho histórico, conquistar su primer triunfo en MotoGP y además alcanzar el liderato del Mundial. Es el octavo piloto español de la historia que se pone al frente de la máxima categoría de la velocidad y entra en un selecto club compuesto por Àlex Crivillé, Sete Gibernau, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Maverick Viñales y Joan Mir.Su victoria en Termas de Río Hondo viene precedida de un cuarto en Qatar donde se quedó a nueve décimas del tercer cajón que ocupó su hermano Pol y un noveno bajo la lluvia de Mandalika. Y como los pilotos de MotoGP están protagonizando el campeonato más abierto de la historia con nueve pilotos distintos recogiendo los nueve trofeos entregados hasta la fecha eso hace que haya oportunidades hasta para aquellos que nunca lo hubieran previsto. Enea Bastianini ha liderado tras las dos primeras carreras y en Termas le ha pasado el testigo a Aleix Espargaró que llegará a Austin con una ventaja de siete puntos sobre Brad Binder, nueve sobre el dúo Bastianini-Rins, diez sobre Fabio Quartararo y 12 sobre Joan Mir.Hasta 1998 ningún piloto alcanzó el liderato en el Mundial en la categoría estrella y Àlex Crivillé fue el encargado de acabar con los complejos y se aupó al número uno en la quinta carrera de la campaña gracias a su victoria en Paul Ricard sobre el mito Doohan. Fue líder dos carreras aquel año para acabar tercero el campeonato. Pero en 1999 volvió con más fuerza, se puso líder del campeonato gracias a su victoria en Jerez en la tercera carrera -en la QP1 del viernes Doohan sufrió el fortísimo accidente que acabó con su carrera- y de ahí hasta el final de la campaña que le vio coronarse campeón del mundo de 500cc. Crivillé en Paul RicardHabría que esperar hasta 2004 para que un piloto español volviera al frente de la tabla. Desde el equipo satélite de Honda, el Movistar Gresini, Sete Gibernau fue el contrapunto de Valentino Rossi y llegó ...
Leer la noticia completa >aquí<